Historia

El Ministerio de Energías fue creado mediante Decreto Supremo 3058 el 22 de enero de 2017 durante la celebración del Día del Estado Plurinacional. Tiene como tarea implementar políticas destinadas a los sectores eléctrico, evaporítico y nuclear.

La Constitución Política del Estado, establece que la obligación del Estado es desarrollar y promover diferentes tipos de energía incluyendo energías alternativas, situación que ha generado que Bolivia este encaminado en constituirse en el corazón energético de Bolivia.

La nueva cartera deberá impulsar a su vez los proyectos energéticos que generen excedentes para la exportación, proyectando así a Bolivia como el centro energético de la región; en el marco del desarrollo sostenible y en armonía con la madre tierra.

Hasta antes del decreto, los temas referidos a electricidad, energías alternativas, y el nuclear dependían del Ministerio de Hidrocarburos y Energía. Lo referido a Evaporíticos al Ministerio de Minería y Metalurgia.